El color blanco es el color estrella en el diseño de cocinas, pero probablemente para nuestro hogar preferimos darle un toque de color que exprese nuestro estilo y nos haga sentir bien. Por suerte, ya no se llevan esas cocinas llenas de colores tan fuertes como morados berenjena, verde pistacho o rosa.

Y sí, somos partidarios de darle un toque de color; pero no llenarlas, porque la cocina es la estancia que usamos todos los días y nos cansaríamos muy rápidamente de ella.

Para que puedas elegir dónde y cómo expresarte, te traemos estas ideas para dar un toque de color a tu cocina. ¡Mira y elige!

1 – TONOS NATURALES

Introducir tonos naturales harán de tu cocina una estancia acogedora y cálida. Será el sitio de reunión perfecto para la familia.

Podemos añadir estos colores a los muebles de cocina y paredes o introducir algún elemento como una gran mesa de madera, que le aportará el toque perfecto a tu cocina.

Los tonos en madera también son una buena opción para los muebles de tu cocina; combinándolos con otro color como puede ser: blanco le dará un toque nórdico, con acero para un toque industrial o piedra que la hará mas rústica.

2- COMBINA DOS COLORES

¿Y sí no te decides por un solo color?¡Mejor! ¡Elige los dos!

Esta es la idea perfecta cuando tu pareja y tú no os decidís por un solo color. Preferiblemente que tengan algo de sintonía entre los dos colores. Esta combinación de dos colores esta muy presente. Se suelen poner los módulos inferiores de un color y los superiores de otro, aunque solo tengas un único modulo superior.

3- COLOR CON OBJETOS

Siempre puedes jugar a dar toques de color con objetos decorativos. ¡Siempre sera más fácil cambiar un objeto por otro que una cocina entera!

El color de la vajilla, los vasos y otros elementos prácticos de la cocina, también son cosas que podemos ir renovando para cambiar el aspecto de nuestra cocina y modernizarla.

El cambio de color en mesas, sillas, cuadros y relojes también es una opción totalmente válida y sencilla. Esta es un opción ideal; sobre todo si la cocina está realizada en colores neutros como el blanco, fácilmente combinables, creando contrastes espectaculares.

También puedes utilizar electrodomésticos o pequeños electrodomésticos de colores que darán un toque vintage a tu cocina.

Aunque son de un precio más elevado, puedes optar por el papel vinílico que imitan metal o acero inoxidable para darle un toque más moderno e industrial, pero también se puede elegir entre colores vivos y originales.

4- TODO AL AMARILLO

O al rojo o al verde… Apuesta por un solo color y combínalo de todas las formas posibles en tu cocina.

Apuesta por un único color y dáselo a baldosas, utensilios, alfombras, una cafetera, un jarrón… Pocas piezas pero del mismo color, serán capaces de crear una estancia única.


5- NEGRO 

El negro sí es un color para tu cocina. Muchos tienen la creencia de que los tonos oscuros hacen parecer los espacios más pequeños; pero esta idea es cuanto menos cuestionable, ya que el color negro en las cocinas, si es aplicado con buen gusto y criterio, puede ser una de las mejores decisiones que tomes en torno a la decoración de la misma.

Las cocinas en color negro son sofisticadas, elegantes e irresistiblemente modernas. 

Así que si tenéis ganas de romper con el típico acabado blanco, ¡atrévete a decorarla en color negro!

Si no eres tan atrevido, añade un toque de negro  con tiradores en color negro, una lámpara industrial negra, barras de color negro para colgar los utensilios o unos maceteros, una pizarra para apuntar la lista de la compra…

¡Anímate y añade color a tu cocina!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *