Summer is coming

Nuestras casas y terrazas con jardín deben lucir bonitas antes de que lleguen esas tardes de café que se convierten en cenas improvisadas con los amigos, esos desayunos en nuestro rincón favorito o esas siestas tan apacibles.

Las flores y plantas nos brindan un montón de oportunidades decorativas.

En este post os mostramos una manera divertida de decorar nuestros maceteros de terracota, tan feos y aburridos, de una manera sencilla, divertida y económica.

En cualquier tienda podemos obtener maceteros de este tipo y de cualquier tamaño.

Quizás el recurso mas fácil de personalizar macetas sea la pintura. Con ella podrás convertir maceteros monocromos en maceteros a todo color.

Podrás realizar fácilmente, formas geométricas, motivos indios como flechas, dibujos de frutas, caras divertidas, acentos en color dorado, tonos pastel o colores intensos, que siguen estando de moda.

En este caso, he utilizado pintura de tiza chalk paint en color blanco.

Otra manera de personalizar nuestras macetas son los rotuladores chalk paint, que nos permiten pintar detalles mas concretos.

Este caso pinte la parte superior con pintura acrílica en color dorado y utilice el rotulador chalk paint para dibujar las lineas geométricas en tonos dorados, también.

Le puedes añadir cuerda para darle un toque original.

Puedes Dibujar una cara a la maceta, ésta adquiere personalidad propia. El resultado es muy divertido y al mirarla te arranca una sonrisa.

Además, el efecto visual del conjunto es muy curioso, es como si la planta fuera la cabellera de la cara pintada en la maceta. 

Puedes dibujarle una cara o un personaje más o menos detallado o explícito, porque el efecto final es el mismo: una maceta con identidad. Eso sí, que sea alegre para que transmita buenas vibraciones. 🙂

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *