DECORACIÓN DIY TIENDA

CAJAS DE MADERA

Son versátiles y ligeras; pero a la vez son muy resistentes, económicas y respetan el medio ambiente. ¿Qué más se puede pedir? Sin duda se han convertido en todo un elemento imprescindible de decoración.

Me las proporcionó mi frutero de toda la vida, pero ahora las puedes comprar en cualquier sitio.

Lo primero que debemos hacer con ellas (si no son compradas), es limpiarlas bien con agua a presión, dejarlas secar y lijarlas.

  

¿Y ahora qué? Ahora viene lo mejor, ¡pintarlas!

En el caso de éstas, que eran para colgarlas en la pared, lo primero que hice fue pintarlas con pintura de tiza chalk paint de color blanco, después hice una decapado con otro tono de color en los laterales y pinté los fondos de las que se iban a ver. Las letras las hice haciendo unas plantillas en Word.

                              

En esta opción, es seguir el mismo paso que las anteriores, pintura de tiza y decapado. Utilicé unas plantillas compradas para hacer los dibujos de los laterales y del frontal. Le colocamos unas ruedas que las venden en cualquier ferretería, y ya tenemos nuestra caja de almacenaje lista.

Y por último, la caja macetero, ¡es ideal y para siempre!

Necesitaremos esponja para flores artificiales y comprar muchas flores “siempreviva”, que es una flor natural llena de colorido que se seca y queda genial.

    

LETRAS DE MADERA

Estas letras para decorar paredes son de madera y las compré en Bauhaus. Las puedes comprar ya pintadas y de diferentes tamaños en cualquier sitio. Las pinté con pintura acrílica y solo les di una capa para que se siguiera viendo las vetas de la madera.

 

Y nuestro fantástico atril. No sabemos desde cuando hace que lo tenemos ni porqué, pero con una  capa de pintura acrílica ha quedado como nuevo.

 

                

Deja una respuesta